adam-west

Pensando en Adam West

Advertisement

Preventa amorialcine.com

Con ya 76 años desde su primera aparición, Batman ha hecho su marca en la cultura pop mundial. Todo lo que rodea a Bruce Wayne se ha convertido en leyenda. Su ciudad que siempre está conformada por los mismos lugares, pero nunca se ve igual, sus archienemigos cuyos orígenes cambian con cada reiteración y los malvados planes que siempre ponen a prueba las habilidades del Caballero de la Noche, sus herramientas en el bati-cinturón (y ya que hablamos de esto, la necesidad de ponerle bati- a todo) que cada vez son más absurdas e ingeniosas, su carro cuyo diseño es representativo de la era, su aclamado sidekick Robin y más importante, su identidad. Todo responde a una serie de códigos a los que estamos condicionados a ver. Y por más que nos fascina cuando los autores cambian alguno de estos códigos predeterminados, nos alegra cuando vemos algo familiar en estas películas. Esto se lo debemos a Adam West.

amo_ir_al_cine_BATMAN

A través de los años, muchos actores han interpretado a Batman. Val Kilmer (Batman Forever (1995)), George Clooney (Batman y Robin (1997)), Christian Bale (Batman Inicia (2005)), Michael Keaton (Batman (1989)) y Ben Affleck (Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia (2016)); cada uno estuvo detrás de la máscara y todos fueron (y siguen siendo) criticados por sus interpretaciones. Hay tantas versiones que posiblemente Batman es el superhéroe que más se ha re-imaginado en la pantalla (aunque compite con Superman, quién se encuentra en la gran pantalla desde los seriales de 1948). Burton (Batman y Batman Regresa (1992)) fue el primero en llevarlo al cine con su versión gótica y exagerada de Ciudad Gótica (ven la redundancia?) que nos presentaba a una ciudad que era una pesadilla. Schumacher (Batman Forever y Batman y Robin) nos presentó a la metrópolis fantástica que más bien cae en lo ridículo y que tiene una gran similitud con Metrópolis de Superman (otra vez. Redundancia). Nolan (Batman Inicia, El Caballero de la Noche (2008) y El Caballero de la Noche Asciende (2012)) hace increíblemente a una Ciudad Gótica real y cercana, algo que intensifica el miedo de la ciudad de lo próxima que es y por último, Snyder (Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia) hace una Ciudad Gótica cuya personalidad no ha sido explorada realmente hasta ahora (para no decir que en la única entrega en la que ha salido fue una Gótica sin personalidad). Todas estas versiones eran Nueva York, Londres, Chicago; ciudades gigantes cuyos miedos más grandes serían las del crimen organizado.

Pero vayamos mucho más atrás, al año 1966. ¿Cómo era la ciudad del Batman de Adam West? No era la gran metrópolis de rascacielos con miles de copias del Coloso de Rodas y muchísimo menos, la oscura cuna del crimen. En 1966, Gótica era Los Angeles; una ciudad inocente y alegre que jamás había visto oscuridad. Los malvados y crueles villanos de las películas de Burton y Nolan no existían; El Guasón (César Romero) (o el Joker si eres post-moderno) y El Pingüino (Burgess Meredith) actuaban más como el bully que alguna vez tuviste en tercer o cuarto grado que te escondía tu morral favorito. En muchas ocasiones, parecía que las peleas entre el Batman de West y El Guasón de Romero eran peleas de niños en el recreo del colegio. Y si sus villanos eran ligeros y amenos, ¿cómo creen que eran los héroes?

amo_ir_al_cine_BATMAN_Y_ROBIN_66

Aquellos que vieron la serie se acordarán de las líneas melosas que hacían Adam West y Burt Ward (“¡Santos recórcholis, Batman!”) y esto es algo que a primera vista puede dar risa o parecer estúpido pero es algo extremadamente valioso en el mundo cinematográfico. Desde que tengo memoria he visto adaptaciones de cómics al cine y la televisión, pero rara vez me acuerdo de las líneas de cada héroe o villano. Por muy bueno que sea el Universo Cinematográfico de Marvel, es muy difícil salir del cine acordándote de qué dijo Capitán América o Loki o Thor o cualquiera de los villanos de esas películas y es porque sus diálogos son muy poco memorables. ¿Pero Batman? “Cuando Ciudad Gótica sea cenizas, recién allí tendrás mi permiso para morir” (Bane, The Dark Knight Rises), “El acertijo más grande de todos: ¿Qué clase de hombre tiene murciélagos en la cabeza?” (El Acertijo, Batman Forever), “¿Has bailado alguna vez con el diablo a la luz de la luna?” (El Guasón, Batman (1989)), “¿También sangras? Sangrarás.” (Batman, Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia), etc. Batman forma parte del imaginario colectivo más que cualquier otro superhéroe. Algunas líneas podrían ser ridículas, chistosas o fuera de lugar pero siempre te acuerdas qué dijo cada personaje y en qué película lo hizo. Admito que para mí es difícil no imaginarme a Keaton decir “Soy Batman” cada vez que alguien menciona al personaje y de nuevo, esto es gracias a lo que hizo West en los sesenta.

Adam West logró muchísimas cosas. Como Bruce Wayne se convirtió casi que en un sex symbol y como Batman pasó a la historia como el héroe con el que te podías relacionar. West creó el misterio alrededor del personaje (o al menos lo popularizó). ¿Por qué un multimillonario se vestiría de murciélago a combatir el crimen? ¿De donde salió este Bruce Wayne? ¿Qué desgracia le ocurrió en su vida que lo llevo a eso? Todas estas preguntas nacieron gracias a la interpretación de West. Muchos dirán que su version es infantil, que es errónea, que no entendió realmente el personaje. Yo estoy en desacuerdo rotundamente. Adam West creó al hombre murciélago y su versión es la versión que todos tuvimos que haber visto para que el personaje llegara a ser lo que es hoy. Si la entrega de Burton de 1989 hubiese sido la primera, quizás hubiera tenido éxito pero muy probablemente hoy sería una película de culto y el personaje, por más fama que tendría en el mundo de los cómics seguro hubiese tardado mucho más en agarrar vuelo.

amo_ir_al_cine_BATMAN_Y_ROBIN_66_2

Con el fallecimiento de West, muchas celebridades expresaron tristeza y admiración por el actor. Mark Hamill, Seth Macfarlane, Kevin Smith, Conan O’Brien, todos, fanáticos del héroe, dijeron cosas como “fue increíble trabajar con él”, “hizo de las mejores interpretaciones en la televisión”, “he perdido a un amigo” pero probablemente las palabras que todos deberían escuchar son las de su compañero Burt Ward (Robin), quién dijo que en sus ojos, “sólo había un verdadero Batman y era Adam West. El es el Caballero Brillante”. Aún así, me parece que ese elogio no es suficiente para el gran famoso Caballero así que me parece apropiado mencionar las palabras de mi madre cuando le pregunté qué pensaba de él:

“Era el galán de la época. Todas estábamos enamoradas de él. Es mi Batman”.

José Aranguibel

Para más información, síguenos en Amo ir al Cine.

 

Comments

comments

Advertisement

Chasqui Mobile