Cartas a Hollywood: El Año Nuevo

Advertisement

Preventa amorialcine.com

Querido Hollywood:

Bienvenido, 2018.

Hemos logrado sobrevivir este turbulento viejo alrededor del sol un año más. Como es costumbre ya, es hora de proponerse metas nuevas que seguramente olvidaremos dentro de dos semanas, porque así somos los humanos. Pero, si hay algo que no puede salir de mi cabeza es los próximos doce meses de entretenimiento que se nos vienen encima, los cuáles ahora incluyen a Disney como dueño de otro prestigioso estudio cargado de grandes propiedades.

Y hablando de Disney, llegamos al año decisivo… Tras 10 años de explosiones, orígenes tragicómicos y ver a Robert Downey Jr. más veces al año que algunos de tus propios familiares, los Vengadores por fin se enfrentarán a Thanos y su contienda interminable para recoger las Piedras del Infinito. Considérenme del grupo de fanáticos rabiosos que quiere ver a esta avalancha de superhéroes darse hasta en la madre alrededor del mundo, pero, también tengo mi conciencia del lado cauteloso porque las expectativas están muy altas y las ganas de muchos de quejarse ante el más mínimo detalle están activas (Star Wars VII puede dar fe de eso). Llegará mayo y veremos. Pero no lleven a sus madres a ver esto como regalo, por favor.

avengers-infinity-war-poster-comic-con

Por otro lado, ya se vislumbra en el horizonte el cuerpo dorado del Oscar. Estoy muy intrigado por ver qué tanto influirá el error del año pasado (en el que Moonlight brincó elegantemente sobre los bailarines de tap de La La Land para llevarse el premio mayor) en la audiencia de los premios, la cual es tan baja que ya ningún canal teme poner programación en el mismo horario. Tendremos la dicha de ver al Jimmy del año pasado de nuevo en tarima (hay tantos Jimmy en la industria que es mejor ignorar los apellidos) al mejor estilo de Steve Harvey en el Miss Universo. Mis propuestas para que sea una noche más divertida son:

  • Todas las categorías deberían ser anunciadas erróneameante por Warren Beatty y los nombres de los nominados masacrados por el siempre atento John Travolta, claro sin el toqueteo innecesario…eso no está bien visto.
  • Cualquiera que mencione el nombre de Harvey Weinstein, Kevin Spacey u otro acosador sexual debe ser suplantado en el acto con Christopher Plummer.
  • Si el discurso de algún ganador es muy largo, empezarán a sonar los aullidos de apareamiento de los Porgs de Star Wars.
  • Crear una categoría en la que solo esté nominada Meryl Streep por hacer cosas cotidianas en las que nosotros los mortales mundanos no nos vemos tan espectaculares como: Meryl Streep en “Lavando platos”, Meryl Streep en “Pagando mis impuestos” o Meryl Streep en el remake del clásico “No hay papel en el baño”.

BN-SG485_Oscars_M_20170227002830

Otra cosa por la que hay que estar agradecidos es por la TV y su agigantado crecimiento en materia de calidad y contenido. Es tan abrumador sentir el peso de todas las cosas que no he visto porque, bueno, hay que vivir, pero al mismo tiempo es gratificante ver algo y poder conversar sobre ello con otra persona. Además que con la exigencia del público por producciones que se asemejen más al Señor de los Anillos que a El Príncipe del Rap, tendrán tiempo suficiente este año para ver nuevas series gracias a la ausencia de megaproducciones como Stranger Things y Game of Thrones. Nos veremos en el 2019, Eleven. Lo que me sirve de consolación es que por fin regresa Westworld en toda su gloria del salvaje oeste y argumentaciones éticas sobre la humanidad.

De las que puedo recomendar para que disfruten a su ritmo o para que vean al mejor estilo de una inyección intravenosa es Dark, la primera producción de Netflix 100% alemana. Sí, podrás tener una historia de misterio de Twin Peaks junto con la cinematografía de David Fincher y la nostalgia de los 80 de Stranger Things en un hermoso empaque teutón para todos los que extrañan a Wolfgang de Sense8 #3temporadaomuerte.

louis-hofmann-dark-netflix

En otras divagaciones, esta semana es perfecta para ver alguna película que involucre el Año Nuevo, desde las laureadas como “El Apartamento” o “Forrest Gump”, hasta las que no volvería a ver ni aunque llevara todo el alcohol de mi casa encima, como “Año Nuevo”. Sea cual sea la que escojan simplemente regocíjense en el espectáculo que es tener la fuerza de voluntad para entablar conversación con gente que no has visto desde el Año Nuevo anterior… Es interesante como cada vez me parezco menos a Forrest y más al teniente Dan.

Solo queda brindar por este nuevo año para que esté lleno de salud (para ver más series), paciencia (para ver más películas con Spiderman) y prosperidad (para poder seguir pagando la subscripción a Netflix).

tenor

Se despide,

Francisco

Comments

comments

Advertisement

Chasqui Mobile