game-thrones-6x07-beyond-wall_1

Game of Thrones Temp. 07. Ep. 06: “La Muerte es el enemigo”

Advertisement

Preventa amorialcine.com

Game of Thrones existe en la pantalla pequeña desde 2011 y está demás decir que se va a quedar en la consciencia colectiva de muchos por las décadas que vendrán. Si hacemos un maratón de la serie desde el primer capítulo hasta el último que ha salido hasta ahora, se puede ver cómo la serie ha pasado de ser sobre política y chismes a la llegada del fin del mundo (o Westeros, en tal caso). Con esa evolución, se han implementado muchísimos géneros: westerns, dramas de época, fantasía, terror/horror e incluso, el ocasional uso del humor. “Beyond the Wall”, es decir el sexto capítulo de esta temporada, ha mezclado todos esos géneros en un mismo episodio y por eso mismo me atrevo a decir que es el mejor episodio de ésta temporada. Aquí les digo el porqué.

Con cada temporada, GoT se ha influenciado por muchos otros medios. Desde el segundo uno podemos ver referencias a El Señor de los Anillos (los libros escritos por Tolkien y las películas de Peter Jackson), Rescatando al Soldado Ryan (1998), The Searchers (1956), The Walking Dead (2010), Mongol (2007), Los Sopranos (1999) y muchas otras series y películas sobre política, poder y drama. Como Star Wars (1977), Thrones es una serie que aglomera referencias culturales (reales y ficticias) que abarcan desde la concepción del mundo hecha por todas las religiones del mundo hasta los memes hechos por fanáticos sobre los personajes de la serie. Siempre hay pequeños pedazos de cada género en cada temporada pero éste es un episodio en el que vemos la mayor cantidad de estilos impregnados en él. La pregunta es: ¿funciona? Claro que sí.

amo_ir_al_cine_BEYOND_THE_WALL

En este punto de la historia, JonMormont, Tormund, el Perro, Thoros de Myr, Beric Dondarrion y Gendry están en el Norte marchando hacia el ejército de los muertos. Las primeras escenas recuerdan un poco a La Comunidad del Anillo (2001), donde nuestros héroes caminan por paisajes gigantescos y donde ocurre gran cantidad del diálogo. Aquí, vemos cómo interactúan todos los miembros del equipo entre ellos, dado que todos tienen alguna clase de relación con el otro. Vemos una conversación sobre Lord Commander Mormont entre Jon y Jorah donde recuerdan al personaje y Jon hace referencia a la espada que éste el entregó. Ocurre un encuentro entre el Perro y Tormund y cómo ambos tienen una conexión con Brienne de Tarth (quién por varias temporadas se creía que había asesinado al Perro). Gendry discute con los miembros de la Hermandad y sí era válido realmente que lo hayan vendido. Por último, Jon y Beric Dondarrion tienen una conversación sobre las implicaciones de la muerte y después de que Jon demuestra inseguridad con la misión, Dondarrion le recuerda que por más de que la muerte “sea el enemigo”, hay que seguir luchando. Después de todo, son los únicos dos personajes que han regresado a la vida, era obligatorio que hablaran sobre eso. Me atrevería decir que éstas escenas evocan una sensación de The Breakfast Club (1985), donde personajes que en teoría se odian, logran encontrar un punto de encuentro con relación a sus problemas. Hasta contaron con un buen uso de la comedia aquí y allá con algunos personajes.

Pero aún así, los primeros momentos de este episodio logran hacerle referencia a otra cosa: a la misma serie en sí. Toda esta temporada ha sido sobre encuentros y batallas triunfantes pero mucho más importante, ha sido sobre hacerle recordar a la audiencia y a nuestros personajes qué ha ocurrido. Desde un punto de vista argumental, éste episodio fue una gran carta de amor hacia los fanáticos y al resto de la serie. Todo lo que hablan los personajes en la primera mitad del episodio hace referencia a diálogos y eventos que ya han ocurrido desde la primera temporada hasta la séptima. Pareciera que los escritores estuviesen diciendo “Miren hasta donde hemos llegado y todo lo que hemos logrado. Les daremos lo que quieren”. Las referencias que se hace la serie a sí misma es algo que ha estado presente en toda la temporada y es algo que se explota también desde un lenguaje audiovisual pero ya hablaremos sobre eso.

Del otro lado del mundo, en Dragonstone, Tyrion y Daenerys discuten sobre la línea de sucesión y su famoso temperamento (“La que siempre está brava” podría ser uno de sus títulos). El primer tema, la sucesión del trono es algo que es hablado en todo el episodio. Lo más obvio es decir que hace referencia a algo que ocurre al final del capítulo: la muerte de Viserion, uno de los dragones. Pero también podría ser una predicción en torno a algún pretendiente de Khaleesi pues a Jon Snow también se le recuerda que él algún día también tendrá hijos.

Más adelante, vemos como Daenerys Targaryen vuela para salvar a los hombres que se encuentran más allá del Muro, quienes están rodeados por los caminantes blancos. En la lucha, todos, menos Jon, logran escaparse junto con Daenerys (quién quema a todo el ejército) pero Viserion no es capaz de salvarse pues el Rey de la Noche lo asesina. Justo después, Jon Snow es salvado por su tío, Benjen Stark, y logra regresar a tiempo a Eastwatch para regresar con el resto del equipo.

Todo el storyline entre Jon y Daenerys fue explorado en éste capítulo de un modo magistral en comparación con los otros episodios. Sí, sufre de muchas de las cosas por las que sufren los otros (planes ilógicos y la concepción del tiempo no tiene ni pies ni cabeza) pero al menos te da un respiro y te permite recordar por qué Game of Thrones es lo que es. El episodio cuenta con momentos épicos de videojuego que recuerdan a Hardhome (nuestros héroes escapan de la amenaza zombie que les hace una emboscada), The Spoils of War (episodio que ya reseñamos en el que un dragón destruye un ejército masivo) y La Batalla de los Bastardos con su interpretación de lo crudo que puede ser una guerra (y sin duda, la llegada de un aliado en la última instancia). Aquí, de nuevo vemos cómo ha llegado el punto en el que la serie incluso repite planos, movimientos y secuencias que ya ha hecho antes para hacernos entender el lenguaje que ellos mismos han creado para sus escenas de batalla. Pero además, el episodio tiene aquellas conversaciones lentas entre personajes importantes; conversaciones que quizás a primera vista no suelen ser de gran relevancia pero en la imagen final son pistas para lo que ha de venir. Estas circunstancias nos recuerdan a las primeras temporadas de la serie televisiva.

amo_ir_al_cine_BEYOND_THE_WALL_2

¿Y eso es todo?

No, querido lector que ha visto todas nuestras críticas de ésta temporada. En Winterfell ocurrieron cosas que fueron, bueno… Malas. Ya está claro que hay un conflicto entre Arya y Sansa, un conflicto que hemos visto desde el primer capítulo. Desde Eastwatch, pudimos ver que Meñique está tratando de engañar a ambas para que se peleen aún más y sin duda, lograr que él controle a Sansa por completo. Éste capítulo contó con varios enfrentamiento entre ellas, desde Arya amenazando a Sansa y Sansa buscando ayuda de Meñique para que intervenga (una escena confusa pues no se sabe si realmente es Meñique o no). Éstas escenas se sienten vacías en comparación con el esfuerzo que se le puso al otro storyline. Los diálogos vienen cargados con mucha exposición, las acciones de cada quién son dudosas y en casos, no tienen lógica y por último, ¿donde coño está Brandon Stark? Dentro del conflicto mayor de “Vida vs. Muerte” que están pasando los otros, lo que ocurre en Winterfell es simplemente aburrido e incluso parece innecesario. Sin duda, la historia de los Stark en ésta temporada ha dado mucho que desear.

De todas formas, el capítulo cumple con lo que prometió. Claro, cuenta con muchos momentos de “eso es imposible, ¿cómo pudo haber pasado eso?” y por primera vez, desearía que más personajes importantes hubiesen muerto en vez de sólo dos. Teniendo en consideración la misión que tenían, nuestros héroes salieron ganando bastante (si George R.R. Martin hubiese escrito este capítulo, sólo Jon y Jorah regresan con vida). Aunque ya de por sí, la misión era bastante confusa y estúpida en primer lugar (algo que también ha fallado este año). Aún así, el capítulo da la talla como penúltimo episodio y nos recuerda lo bueno que puede llegar a ser Game of Thrones en términos de narrativa cinematográfica.

Que la Luz de los Siete los acompañe en ésta última semana de GoT.

Comments

comments

Advertisement

Chasqui Mobile