Mujer Maravilla © 2017 Warner Bros. Pictures. Todos los derechos reservados.

Juro no decir el chiste cliché de que la película fue una maravilla

Advertisement

Preventa amorialcine.com

Desde 1979, los fanáticos de las historietas no habían conocido a una Mujer Maravilla en carne y hueso diferente a la que encarnó Lynda Carter para la televisión. En 2011 hubo un intento de traer de vuelta a la Princesa de Themyscira, nuevamente para la pantalla chica, pero la mala recepción que tuvo el episodio piloto evitó que la cadena NBC lanzara otra serie de la superheroína. En 2016, Diana Prince/Mujer Maravilla regresó para la película Batman vs Superman: el origen de la justicia, pero con Gal Gadot portando la armadura. Ahora, la actriz israelí lleva la antorcha de uno de los personajes más importantes de DC Comics y de la historia de los superhéroes.

El hombre de acero (2013) fue la primera piedra del templo que Warner Bros. y DC Comics están construyendo. Ese comienzo fue arriesgado, debido a un mal antecedente que tenía Supermán, pero fue un primer paso con pie de plomo. Luego, Batman vs Superman: el origen de la justicia, dirigida por Zack Snyder, y Escuadrón suicida (2016), dirigida por David Ayer, crearon polémica en las audiencias, lo que hizo que algunos dudaran del éxito que este universo cinematográfico pudiera llegar a tener. Ahora, Mujer Maravilla (2017) es la nueva carta que Detective Comics está jugando.

La cinta contó con Patty Jenkins en la dirección, ya que el estudio quería que una mujer diera su punto de vista por tratarse de un personaje femenino. A pesar de que la línea editorial de este universo está marcada con el estilo de Zack Snyder, las cintas de otros directores tienen voz propia. Escuadrón suicida posee el mismo tono oscuro que sus dos antecesoras, pero tiene su identidad y el sello de Ayer por todos lados. Lo mismo ocurre con Mujer Maravilla; la película pudiera compararse con El hombre de acero, ya sea por contar con un solo superhéroe o por tener una estructura similar con batallas titánicas y oscuras, pero cuenta con autenticidad en su puesta en escena. Jenkins propuso más luminosidad para que la ingenuidad de la Mujer Maravilla contrastara con la crueldad que vivía la humanidad durante la Primera Guerra Mundial. Eso le dio a la cinta un tono cómico que, además, resalta la ternura y los encantos de Gal Gadot, permitiendo cautivar hasta al mismísimo Edgar Allan Poe.

Hasta ahora, DC Comics y Warner Bros. han profundizado en el tema de los dioses entre los hombres, lo que ha hecho a sus largometrajes más contundentes en cuanto al contenido y no puramente de acción y efectos especiales. Mujer Maravilla logra abarcar la misma temática, pero de manera más llevadera, ya que a pesar de tener un trasfondo pesado, el filme es más ligero. Esto permite disfrutar y entender la historia con mayor facilidad sin convertirla en algo vacío y banal que solo busca ser un éxito de taquilla.

El Universo Extendido de DC Comics no trata de hacer que sus películas compitan entre ellas, sino que cada una brille por sí sola. La Mujer Maravilla regresó para enamorar al mundo, lo que ayudará a sus “súper amigos” a ser bien recibidos en noviembre cuando se una la Liga de la Justicia.

Comments

comments

Advertisement

Chasqui Mobile